viernes, 27 de mayo de 2011

*
*
*

Hace dos días pude "cazar" este joven mirlo. Él estaba muy asustado, no sabía que yo sólo queria hacerme una foto con él y tocarlo por un ratito. Los mirlos adultos tienen el plumaje negro y el pico de un color intenso amarillo. Lo solté y se fue dando saltitos por el césped hasta esconderse bajo una sabina.
*
*
*
Saludos

2 comentarios:

  1. Bonita foto y excelente texto. Fluye la poesía del instante.

    ResponderEliminar
  2. Rafa: gracias por volver por aquí

    Un Abrazo

    ResponderEliminar